top of page

Coleccionismo de arte corporativo en México

Actualizado: 19 sept 2023

Por Catalina Restrepo para Forbes México


"En México existen empresas que invierten cantidades importantes de su capital, tanto para la adquisición de obra, como para el desarrollo de programas educativos, de apoyo a través de becas o patrocinios y exposiciones, entre muchas otras iniciativas. "


India con hojas de plátano José Reyes Meza Cortesía BBVA México


El pasado 4 de abril se publicó el análisis The Art Market 2023, que presentan Art Basel y UBS. En él se arrojan datos muy interesantes como por ejemplo que el valor del mercado del arte mundial equivale a 67.8 mmdd. Por muy poco logra alcanzar el récord del mejor año, 2014, de 68.2 mmdd. También señala que el número de billonarios, aunque decreció considerablemente respecto al año pasado (principalmente en Rusia y China), sigue siendo el doble de lo que se calculaba hace diez años. Gran parte de esos billonarios son las cabezas detrás de grandes empresas, fondos, bancos y corporaciones, mismos que hoy en día – se puede decir- mantienen en curso e impulsan en gran medida el mercado del arte y por lo tanto, también su ecosistema.


Por otra parte, no es ningún secreto que los gobiernos, especialmente los latinoamericanos, cada vez destinan menos recursos a los museos públicos y proyectos culturales (que no tengan un fin propagandístico). Es por esta razón que las iniciativas e instituciones culturales, actualmente, dependen sustancialmente de recursos privados. Esto representa un peligro, ya que la iniciativa privada podría colar sus intereses en las instituciones y de esta forma, legitimar a sus artistas y colecciones, llegando así a manipular el mercado. También sería triste pensar que la cultura quede supeditada a lo que expertos en “otras industrias, pero con recursos”, decidan qué es arte y/o cultura, algo que sin duda puede llegar a pasar, y algunos dirán que ya está pasando.


La buena noticia es que en México existen empresas que invierten cantidades importantes de su capital, tanto para la adquisición de obra, como para el desarrollo de programas educativos, de apoyo a través de becas o patrocinios y exposiciones, entre muchas otras iniciativas.


Las colecciones corporativas no son algo nuevo. De hecho se conoce la colección de Banca Monte dei Paschi di Siena como la primera, fundada en 1472. No obstante, es a David Rockefeller a quien se le atribuye el modelo de coleccionismo corporativo que hemos visto en la era moderna, el cual se caracteriza por el respaldo que la empresa otorga a los artistas en las diferentes etapas de sus carreras. Aunque muchas compañías siguen -más o menos- éste mismo modelo, tantas otras se han diversificado, ciñéndose a su propio espíritu y estructura.


En 2005 por ejemplo, muchos recuerdan el caso del artista grafitero David Choe que por pura casualidad llamó la atención de Sean Parker, el fundador de Napster y primer presidente de Facebook. Éste le encomendó hacer un mural para sus oficinas en Silicon Valley. El artista había presupuestado $60,000 USD y sin embargo, Parker le ofreció el 1% de acciones de Facebook a cambio. ¡Gran Negocio!


Existen empresas que tienen como objetivo ubicar piezas de artistas globalmente reconocidos, sobre todo en el área pública de sus edificios, para que éstos se conviertan en landmarks y que además, su firma quede para siempre asociada con el nombre de un artista que pasará a la historia. Para muchas otras, la colección de arte es el alma de sus oficinas, es una manera de mostrarse como una empresa que busca presumir, no sólo su capital, sino su compromiso con la humanidad y con la cultura. Porque cualquiera que tenga dinero puede vestir un edificio en oro, pero el buen ojo y la sensibilidad para detectar aquellas expresiones que pasarán a la historia, no se adquiere tan fácil. ¡Ahí está el truco! Es justamente el legado lo que da prestigio al nombre.


En el mundo se reconocen colecciones impresionantes tales como las de Deutsche Bank; UBS; JPMorgan Chase; Caixa Foundation; Samsung; Fondation Louis Vuitton; Microsoft Corporation; entre otras. Y es que, más allá de vestir las oficinas y los edificios, históricamente el coleccionismo corporativo tiene varias aristas interesantes:


Empezando porque una colección de arte da, como ningún otro mecanismo, identidad corporativa: Aquello que apoya una empresa, es en lo que cree; y la línea curatorial de la colección, define esas posturas de una manera coherente.


Una buena colección/fundación, sin duda asocia el nombre de la compañía con un compromiso humanístico y social importante. La mayoría tienen espacios de exhibición, museos, dan becas de estudio, investigación o producción; presta sus obras a exposiciones; apoyan proyectos, etc.


Por último, por temas de inversión: las compañías, ya sea a través de becas o adquisición de obra, invierten en el futuro de los artistas en diferentes momentos de sus carreras. Entre más establecido sea el artista, mayor es la inversión y por lo mismo, menor es el riesgo. De cualquier manera, el apoyo para los artistas que coleccionan no termina en la adquisición. En la mayoría de los casos, las empresas siguen invirtiendo en su posicionamiento, pues saben que a medida que crezca su CV, su precio de igual manera lo hará. Eso sin mencionar los beneficios fiscales a los que pueden acceder, dependiendo del país.


Es común ver en el arte denominado como bluechip, ROIs cercanos al 1000% en cuestión de un par de años. Y es que como mencionaba antes, existen pocos mercados en los cuales los inversionistas pueden involucrarse tanto en el crecimiento de sus activos, como en el arte. Es decir, comprar acciones de un supermercado o producto, será muy estable pero más allá de poder comprar en sus tiendas, el inversionista no tiene mayor influencia en el comportamiento de su mercado.


Ahora, ésto no quiere decir que todas las empresas que compran arte van a tener la misma suerte. Como en toda inversión, es indispensable tener expertos al lado para asesorarse muy bien. Lo que hace diferente al mercado del arte, es que esos “expertos” tienen que saber más de arte que de mercado. El que una pieza valga millones, no quiere decir que el artista vaya a pasar a la historia; a veces ésto solamente habla de la capacidad de convencimiento del vendedor o en su defecto, la ingenuidad del comprador. En el caso específico de México, por ejemplo, hay algunas empresas que dedican millones a lo que arbitrariamente consideran arte o cultura; incluso construyen espacios de exhibición que albergan sus colecciones con piezas de artistas importantes, sí, pero compradas en lotes, lo cual hace sospechosa incluso su autenticidad.


Afortunadamente con firmeza se puede decir que hoy no son pocas las empresas que están haciendo una tarea impecable, contrarrestando por mucho la falta de apoyo por parte del gobierno. Estas compañías, por medio de sus colecciones y fundaciones, hacen exposiciones – y traen exposiciones- increíbles y al mismo tiempo, a través de becas, premios y/o adquisición de obra, apoyan e impulsan artistas nacionales para que se posicionen y legitimen en el medio internacional.


Aquí dejo una mención de cuatro colecciones corporativas, consideradas actualmente las más importantes de México.




Colección de Arte BBVA México

Director(a): Gabriela Velásquez Robinson

Programas públicos: la colección se ha presentado públicamente a través de diversas exposiciones itinerantes. Actualmente una selección de obras se presenta en la exposición “Tesauro Seis términos de la pintura del siglo XX en México” curada por Daniel Garza Usabiaga y es acompañada por un programa público en cada sede donde itinera.

Artistas destacados: Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Joy Laville, Manuel Felguérez, Leonora Carrington, Helen Escobedo, Francisco Toledo, Gunter Gerzo, Juan Soriano, Miguel Castro Leñero, Pedro Coronel, Rufino Tamayo y Enrique Carbajal (Sebastián), entre otros.



Fundación Jumex Arte Contemporáneo

Grupo Jumex

Fundación: Mayo del 2001

Presidente y fundador: Eugenio López Alonso

Programas de apoyo: Fomento y Educación. Da becas de estudio y patrocinios a eventos, iniciativas y publicaciones, entre otros

Programas públicos: Exposiciones y biblioteca abierta con más de 3000 títulos

Artistas destacados: Paul McCarthy, Yves Klein, Andy Warhol, Vito Acconci, John Baldessari, Gabriel Orozco, entre otros Foto wikipedia





Foto: Ai Weiwei (China, 1957), Forever, 2013, acero inoxidable © Colección Arte Abierto, foto: Francisco Kochen


SOMA (Sordo Madaleno)

Arte Abierto

Fundación: 2019

Presidente y fundador: Javier Sordo Director: Mónica de Haro

Programas de apoyo: Comisión y colaboración con proyectos culturales para producir obras, exposiciones, talleres colaborativos, eventos, encuentros, presentaciones de teatro, seminarios, performance, proyección de cine y video, música, arquitectura, urbanismo y sustentabilidad.

Programas públicos: Archivo abierto (cápsulas informativas protagonizadas por artistas contemporáneos), Talleres creativos, pláticas, exposiciones guiadas, ferias de libro.

Artistas destacados en la colección: Daniel Buren, Rafael Lozano Hemmer, Ai Weiwei, Tania Candiani, Damian Ortega, Troika, Julia Carrillo, Jose Dávila, por nombrar algunos.



Foto Cortesía de Colección FEMSA


COLECCIÓN FEMSA

Empresa: FEMSA. Fundada en Monterrey en 1890.

Director general: Daniel Alberto Rodríguez Cofré.

Fundación: Creada en 2008.

Directora ejecutiva: Lorena Guillé Laris.

Fecha de creación del acervo: 1977. Gerente de Arte y Cultura de Fundación FEMSA: Luis Quirós.

Programas de apoyo: Desde el vector Arte y Cultura de Fundación FEMSA, la colección realiza proyectos de inversión social para la sostenibilidad a través de iniciativas artísticas, educativas y formativas. Parte de sus objetivos están enfocados en ser un acervo diverso e inclusivo,fomentar la empatía, mejorar las redes colaborativas y fortalecer la industria de las artes y la cultura.

Programas públicos: Programa de exposiciones en 50 ciudades y 12 países, en reconocidos museos e importantes instituciones culturales, así como en eventos de talla mundial como el Festival Internacional Cervantino.Programa de Préstamos. Desde el 2000 se han prestado más de 170 obras a diferentes museos alrededor del mundo. Actividades educativas y espacios de mediación. Se crean puentes entre los contenidos temáticos de las exposiciones y los visitantes, con el fin de detonar el diálogo y la participación activa de los usuarios. Co-Laboratorio de arte. Espacio diseñado para colaboradores de FEMSA y sus Unidades de Negocio, orientado a facilitar herramientas para las experiencias con arte. Bienal FEMSA.

Artistas destacados: Frida Kahlo, Dr. Atl, José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros, Diego Rivera, Vicente Rojo, María Izquierdo, Leonora Carrington, Remedios Varo, Manuel Felgúerez, Lilia Carrillo, Ana Mendieta, Joaquín Torres García y Roberto Matta.


2 visualizaciones0 comentarios

Комментарии


bottom of page