top of page

Los Artistas de la Casa

Actualizado: 14 dic 2022

PAra ver el catálogo digital, haga click aquí:


Los artistas que reúne la exposición De frente al Pasado tienen una característica en común: hoy son adultos reconocidos por su amplia trayectoria y sensibilidad. Sin embargo en el año 2020 eran niños, lo cual les permitió tener una visión sobre lo que sucedía durante esa época, muy diferente a la de las generaciones anteriores.


A principios de 2020 se vivió unas de las crisis mundiales más recordadas de la primera mitad del siglo XXI. Un virus conocido como COVID 19 contagió a más de cinco millones de personas. En su momento, las sociedades hicieron caso a las recomendaciones y se quedaron en casa para romper la cadena de contagio y así aplanar la curva, evitando que los centros de salud y hospitales colapsaran.


En colectivo se buscaron soluciones; se combatieron gobiernos corruptos y se solidarizaron países enteros para buscar un bien común. Fue una época de transformación que recordamos cómo si hubiera sido ayer, aunque han pasado muchos años ya.


Las generaciones de los niños “z” y “alfa” nunca percibieron la tragedia como tal, pues para muchos de ellos significó un deseo hecho realidad: estar en sus casas con sus familias todo el tiempo. Durante esos días de cuarentena sólo procuraron inventar juegos, actividades y todos juntos tomar las clases y hacer las tareas a distancia, por medio de lo que en ese entonces se conocía cómo “videoconferencias”. Todo esto se diferenciaba de lo que habían vivido en años anteriores, llenos de estrés, horas excesivas de trabajo, clases extracurriculares, eventos sociales y demás.


Hoy en día el ser humano tiene una expectativa de vida real y virtual de 135 años; pero en 2020 ésta era mucho menor. El miedo de perder la batalla o a un ser querido ante la enfermedad -sumado a la sensibilización ante el brote masivo e inusual de solidaridad que se vivió durante esos años-, hizo que la mayoría de las personas replantearan sus prioridades desde el confinamiento y pensaran cómo darle más valor a cada uno de los días; en especial cuando pudieron salir a las calles nuevamente.


Uno de los clásicos del cine del siglo pasado, La vida es Bella (1997, Roberto Benigni) cuenta la historia de un papá judío que en medio de los campos de concentración durante el holocausto, inventa un juego para dibujarle una realidad emocionante y divertida a su pequeño hijo en medio de la tragedia. Durante la crisis del coronavirus, pasó algo similar, pero al revés. Fueron los niños quienes dibujaron una realidad optimista, misma que por momentos los adultos creyeron plenamente. Muchos aseguraron que esto los ayudó de manera significativa a mantener la cordura y a apreciar cada momento con ellos de una manera más sencilla, sin mayores pretensiones más que estar ahí, al lado escuchando sus locuras.


A través de las obras que componen esta exposición, los artistas nos invitan a reflexionar desde el aspecto sensible, algo que la ciencia terminó de comprobar hace tan sólo un par de años: que se puede viajar en el tiempo; que vivimos en realidades/universos simultáneos y paralelos, y que cada uno decide construir su narrativa personal de lo que sucede. No importa qué tan adultos seamos; lo único que nos puede sacar a flote en cualquier crisis es mirar de frente al pasado y recordar cómo veíamos el mundo cuando éramos niños, en una época en la que nada parecía tan grave y todo tenía una solución práctica o imaginaria, pero al fin de cuentas, una solución.


De Frente al Pasado es una exposición que rinde tributo a los momentos transformadores; a los trabajadores de la salud que sacrificaron sus vidas para salvar la de tantos; a los padres y madres resilientes; a los familiares y amigos que se apoyaron mutuamente; a los que pudieron reinventarse y los que no también; y sobre todo, a los niños que nos dejan siempre la mayor de las enseñanzas.


Catalina Restrepo Leongómez





Este catálogo se realizó con el apoyo de Patricia Piña, Sonia Gómez, Fernanda García, Victoria Salinas, Andrea Molina, Cecilia Esquivel, Floria González, Alejandra Alarcón y Gonzalo Ortega. Las imágenes de los espacios pertenecen a sus autores y museos correspondientes. Son tomadas de google en búsqueda seleccionada como “Etiquetadas para reutilización con modificaciones”. Todos los derechos reservados Monterrey, NL. Mayo, 2020

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page