top of page

Selección Natural

Actualizado: 31 mar 2023

Artista: Ernesto Walker Casa de la Cultura de Nuevo León, CONARTE

fecha:







Tanto el arte como la ciencia, permiten descubrir y entender el mundo que nos rodea en términos físicos y existenciales. Aunque veces parecen estar muy lejos uno del otro, existen artistas como Ernesto Walker cuya obra sigue un método científico; no para conseguir verdades absolutas y demostrar leyes, sino justamente para cuestionarlo y señalar lo subjetivo que existe en la búsqueda de objetividad. ¿Qué tan objetivo puede ser decidir –de manera subjetiva- ser objetivo?


Los hechos confirmados científicamente parecen verdades indiscutibles y exactas. Seguramente tienen un alto grado de precisión, sin embargo, más allá de las pruebas que sustentan una teoría, Walker se cuestiona el cómo una incógnita fue abordada y lo que la hizo ser relevante entre tantas otras para merecer una investigación. Si fuera la ciencia un campo tan exacto, ¿por qué se contraponen teorías, e incluso leyes a través del tiempo? Si fueran irrefutables, se podría decir con seguridad que una es correcta y la otra es falsa. Según Walker, la cuestión radica en la significancia que se le da a las ideas y a cada evento o cosa que percibimos, sobretodo, a la información que recolectamos gracias a la observación y análisis de la misma.


Charles Darwin y Alfred Russell Wallace presentaron ante la Sociedad Linneana de Londres sus primeros descubrimientos sobre La Teoría de la Evolución por Selección Natural en 1858. Más adelante, Darwin publicó Origen de las especies: Por medio de la selección natural o conservación de las razas (1) donde explicaba su teoría a partir de una incansable observación de la naturaleza. Aunque esta teoría tenga carácter de ley general de la biología evolutiva, es también una de las más criticadas; lo que la hace además un buen ejemplo de lo que citaba anteriormente.


Selección Natural es también el nombre de esta exposición que hace referencia al proceso evolutivo de la obra de Ernesto Walker. Así como la observación llevó a Darwin a entender que: si es que se pueden explicar las razones por las cuales cada especie ha ido cambiando su constitución física; son aleatorias las características que el organismo decide mutar para adaptarse mejor a un campo y sobrevivir. Ernesto Walker nos deja ver rasgos de la sociedad que evidencian la subjetividad con la cual se hace una selección de lo que es importante: lo que, por alguna razón, se vuelve significativo.


En todas las piezas que componen esta muestra, se percibe un marcado interés del artista por resaltar lo potencialmente significativo de la información y al mismo tiempo, evidenciar el carácter inseparable que esto sugiere con respecto a la acción de conservarla. Por una parte reflexiona sobre el ejercicio de legitimación de la información que supone su almacenamiento, que según el artista, tiene que ver con un componente político que siempre está relacionado con quién lo dijo y/o en dónde se dijo- y por otra, la interpretación que cada quien le da a determinada cosa o idea, convirtiéndola en una mezcla entre lo accidental y lo significativo.



Primera Sala Selección de Dibujos



En la primera sala encontramos una serie de dibujos, varios papeles en los que el artista decide y pone ciertas reglas antes de intervenir (en su mayoría recibos, facturas, instrucciones de uso de aparatos, entre otros). Decide qué puntos va a unir, por ejemplo: todas las ies o cada punto en el texto para construir patrones triangulares que se despliegan por toda la superficie del papel.


No es accidental que Walker decida usar este tipo de soporte, pues en la construcción de su obra, estos recibos y facturas hablan de las transacciones comerciales que hacemos diariamente, estos reflejan mucho de lo que sucede en una sociedad dentro de un esquema comercial. Además, los productos que se consumen, arrojan cualquier cantidad de datos que hablan de quiénes somos y las decisiones que hemos tomado. Es decir, son el registro de un cúmulo de selecciones realizadas a lo largo de la historia que muestran el valor de los productos y su directa proporcionalidad a lo que como sociedad consideramos importante.


Existe en los dibujos que componen este proyecto una aparente suerte o producto de una composición aleatoria. Sin embargo, hay un acuerdo estipulado entre quien emite la información y quien la recibe. El artista hace una interpretación de lo potencialmente significativo de la información que aparece en cada factura. Aunque pueda parecer absurdo pensar que lo significativo de uno de estos papeles sean los puntos, incluyendo los de las ies, muestra que cada uno de ellos puede tener varios niveles y formas de interpretación. Lo esencial aquí radica no en los datos, sino en lo que seleccionamos y consideramos potencialmente relevante o trascendente, que es al final lo que perdura. En un sentido simbólico, la tinta con la que se imprimen estos papeles tiende a desaparecer en un tiempo corto, en cambio, la tinta del estilógrafo con la que están hechos los dibujos no.



Segunda Sala Estado Sólido


La tecnología avanza superando obstáculos que vamos encontrando en el camino de un proceso evolutivo de desarrollo y de progreso; el poder de consumo y la agilidad en las comunicaciones parecen ser las directrices de nuestro tiempo. Si esto es así, las comunicaciones - que generan millones de datos-, deben crecer a la par que los mecanismos que permiten almacenarlas. No tendría sentido el consumir y consumir si nada de eso pudiera perdurar o embodegarse en lugares etiquetados como propios, que le pertenecen a alguien. En el 2010 se lanza al mercado una tecnología de punta un aparato casi irromplible para almacenar datos llamada Estado Sólido (solid-state drive)(2), el mismo nombre que el artista da a la pieza que se presenta en esta sala.


Si se considerara Estado Sólido, 2013 como otro paso en la cadena evolutiva de la obra de Walker, -considerando los dibujos donde se intervienen los recibos, facturas y manuales de uso como anteriores- los datos “importantes”, serían todas y cada una de las posibilidades de conexión entre los puntos y micropuntos que componen cada letra, cada espacio lleno y vacío, dando como resultado a una serie de libros empapados de tinta.


Con esta obra, el artista habla del poder excesivo de acumulación y almacenamiento de datos que vivimos hoy en día y lo que implica. Si antes era posible conservar sólo lo importante y ahora todo se puede conservar, el concepto de lo que es “importante” se distorsiona y se diluye en un mar de datos. Al parecer, ahora podemos tenerlo todo, y ese todo significar nada al mismo tiempo. Si la tecnología habla de lo que somos como sociedad y lo que buscamos, esta analogía se podría traducir también en varias áreas de desarrollo del ser humano; por ejemplo: las relaciones sociales. En la actualidad, podríamos llegar a tener miles de amigos en internet y al mismo tiempo -si ese grado de significación de lo que valoramos en las amistades se diluye- podríamos no tener ni uno solo en la vida real. Nada es importante ya que nada es eliminable.



Tercera Sala Ley de los Grandes Números


El dominó es uno de los pasatiempos más populares de la gente en Nuevo León; se juega desde siempre, convirtiéndose en una tradición. En él hay dos factores importantes; el primero y fundamental: ser bueno con las matemáticas; y el segundo sin duda alguna: el azar. Sin embargo, hay expertos que afirman que se puede ganar siempre si se tiene la agilidad mental y el cálculo suficiente. Es curioso, pero esta actitud y forma de pensar, recuerda mucho a la de un científico que con mediciones y experimentos quiere ganarle la partida a lo inexplicable y revelar la verdad detrás de cada fenómeno.


La pieza titulada Ley de los grandes números, 2013, consta de tres piezas construidas a partir de secuencias de fichas de dominó, cuyos números equivalen a letras que componen tres textos. La constante en cada uno de estos textos, es que todos hablan del azar y hacen referencia a la filosofía de la región y hablan de lo incontrolable aludiendo, entre varias cosas, a la situación política que se vive actualmente en esta zona del país. Por medio de un cálculo preciso Walker manipula las fichas del dominó para que hablen del azar y lo incontrolable.


Como es usual en la obra de Walker, hay una relación directa con su contexto social y político, un marcado interés por sus costumbres y también, aborda lo científico e irrefutable (como lo pueden ser en este caso las matemáticas) y lo contrapone con el azar, lo aleatorio, lo inexplicable. Es un reflejo del interés constante de todos nosotros como individuos y como sociedad por encontrar respuestas a lo que nos rodea y sobre todo, a tener la razón, poseer la verdad y vencer lo inexplicable.




Cuarta Sala Su Cuenta


Siguiendo por la misma línea de reflexión sobre la identidad regiomontana, Walker nos presenta Su cuenta, 2013. Una serie de correas típicas mexicanas conocidas como cinturones de pita fina, cuyas grecas o cuentas bordadas -algunas con iniciales y otras con patrones geométricos- servían como una especie de heráldica o escudo de familia que identificaba el rancho al que pertenecía el charro que la portaba.


La cantidad de grecas bordadas en cada uno de los cintos depende de la factura de consumo de diez mesas diferentes de un bar llamado Pilos Bar, ubicado en Guadalupe, Nuevo León, un municipio perteneciente a la zona urbana a Monterrey, cuya popularidad es reconocida por los apasionados de la música norteña, ya que su tarima ha visto crecer grupos tan importantes como lo es el grupo Pesado.


Apropiándose de la importancia que tiene este lugar por el género musical que promueve y recordando esta actitud muy mexicana en la que los hombres demuestran su hombría siendo los últimos en pararse de la mesa, siendo el más valiente quien pueda permanecer más tiempo borracho; Walker propone una reflexión sobre características que definen su cultura. Con estos cinturones,en los que unos tienen más y otros menos grecas, podemos ver una especie de abstracción de un gesto que se percibe en cualquier película del cine de oro mexicano y que no dista mucho de lo que, todavía hoy, se ve en los sitios nocturnos y cantinas contemporáneas de la ciudad.



Quinta Sala No Hay Novedad


El Mem, es una palabra con la cual el investigador Richard Dawkins (3) en su libro El gen egoísta (The Selfish Gene) (4) explica una de las teorías sobre la difusión cultural. Se habla de la existencia del mem como una unidad teórica de información cultural. En términos visuales, analiza el comportamiento de las ideas como si fueran es una especie de microbio virtual que crece y se reproduce en el cerebro de cada persona, vuela de mente en mente, gestándose y dando como resultado actitudes, acentos, formas de pensar, tradiciones, gustos, modas, modismos, etcétera, etcétera. Un chisme podría ser un buen ejemplo de lo que es un mem, pues va de boca en boca y a medida que crece va mutando. Gustavo Chirolla (5) un maestro de mi universidad explicaba que sería imposible que los japoneses fueran capaces de hacer esos micro-nano-chips que componen todos los aparatos y robots que se inventan hoy en día si no hubieran desarrollado hace miles de años una técnica tan exacta para realizar miniaturas, o no tuvieran la precisión que requiere doblar un papel para formar figuras con origami.


Cada mem es, por decirlo de alguna forma, una idea/gen que aunque no tenga un lugar físico en el mundo, existe y se transmite de persona a persona creando la identidad de familias, clanes, aldeas, ciudades y países. Walker como ser humano no está exento de este fenómeno y como artista menos.


Un artista invariablemente tiene que ser sensible a su entorno y su contexto cultural y político. Siendo originario de Monterrey, Walker ha crecido oyendo diferentes géneros musicales que por lo general tienen al acordeón en común. Un instrumento de origen polaco que llegó al continente americano con las migraciones europeas de principios del siglo XIX y cuyo sonido es parte fundamental de los ritmos que identifican la idiosincrasia y la cultura de toda la región norte del país.


Con No hay novedad, 2013, la serie que se exhibe en esta sala, Walker nos presenta 2 acordeones autómatas que funcionan como las antiguas cajas de música.Suenan a partir de pequeños agujeros troquelados que corresponden a notas musicales sobre una extensa lámina de papel (en este caso acetato) que circula permitiendo que se genere una melodía.


Los hoyos de estas partituras, por así decirlo, están determinados a partir de un análisis cuantitativo de unos videominutos realizados previamente en diferentes zonas de la ciudad de Monterrey. El artista decodifica y recopila la información teniendo en cuenta sólo cinco factores: la dirección en la que camina cada individuo, edad, género, tipo de zapatos y el uso de celular. Con estos datos, el artista compone su lámina de acetato con la que posteriormente hace sonar estos instrumentos intervenidos para que funcionen de manera automática.


Con estas piezas Walker compone gráficos que suenan y hablan del ritmo de su ciudad, al mismo tiempo, de un contexto social y cultural tan abigarrado que logra mantener por siglos sus características o memes que se han hecho propios y perduran intactos.


El trabajo de Ernesto Walker es la decodificación de una selección natural que ha mutado pero permanece; es un mapa genético de la cultura contemporánea realizado a partir de datos que parecen no decir nada pero que al final dicen mucho; es un método científico burlado que nos confirma una evolución rapidísima pero que a su vez parece estar congelada; es un análisis biométrico que nos muestra un diagnóstico de lo que somos como sociedad, pero sobre todo, nos invita a cuestionar lo que individualmente consideramos importante.


_____________

1. Darwin, Charles (1809-1882).Origen de las especies: Por medio de la selección natural o conservación de las razas. traducción directa de la sexta edición inglesa por Enrique Godinez. Madrid : [s.n., s.a.] (Imprenta de José de Rojas). Fecha de publicación 1877

2. “Una unidad de estado sólido o SSD (acrónimo en inglés de solid-state drive) es un dispositivo de almacenamiento de datos que usa una memoria no volátil, como la memoria flash, o una memoria volátil como la SDRAM, para almacenar datos, en lugar de los platos giratorios magnéticos encontrados en los discos durosconvencionales. En comparación con los discos duros tradicionales, las unidades de estado sólido son menos sensibles a los golpes, son prácticamente inaudibles y tienen un menor tiempo de acceso y de latencia. Las SSD hacen uso de la misma interfaz que los discos duros y, por lo tanto, son fácilmente intercambiables sin tener que recurrir a adaptadores o tarjetas de expansión para compatibilizarlos con el equipo.” Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Unidad_de_estado_s%C3%B3lido

4. Richard Dawkins (Nairobi,Kenia, 1941) etólogo, zoólogo, teórico evolutivo y divulgador científico. Autor de El Gen Egoista, 1976.

5. Gustavo Chirolla. (Bogotá, Colombia. 1962). Doctor en Filosofía por la Pontificia Universidad Javeriana. Sede Colombia en 2002. Profesor de Pontificia Universidad Javeriana, Universidad de Los Andes, Universidad Nacional de Colombia.









6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Komentarai


bottom of page